#BeautyFood: Masas caseras para tarta

Las tartas te resuelven la cena (y si te sobra un poco, también el almuerzo), son comodines, y que además podes rellenar con lo que tenes en la heladera. Hace años que no compro masas para tarta en el súper, porque hacerlas es facilísimo y son mucho mas ricas y desde ya, mas saludables.
Hay varias versiones de masas, las mías no llevan manteca, y algunas de ellas las fui variando para hacerlas con la menor cantidad de gluten posible.
La receta de masa básica que pueden hacer y que no falla es la siguiente:

– 400g de harina de trigo integral
– 100cc de aceite de oliva (pueden usar aceite neutro)
– 200cc de agua
– Sal
(Pueden agregar un puñado de semillas)
Mezclan, amasan, dejan reposar y arman la tarta

En lo personal, evito el gluten lo mas posible, asi que aca hay otras versiones que fui probando, disminuyendo la harina de trigo lo mas posible, o usando avena, que tiene ínfimas cantidades de gluten.
Una variante con menos harina de trigo (y mi favorita) seria:

Masa Para Tarta Casera
– 100g de harina de trigo integral
– 200g harina de quinoa
– 100g de avena
– 200cc agua
– 100cc de aceite de oliva

Las dos recetas que siguen, son para una tarta pequeña de 20cm aproximadamente. Las masas sin gluten son más difíciles de trabajar, no se amasan, y en general hay que terminar de armarlas en la tartera, pero a mi son las que mas me gustan, porque según la harina que elijan, le cambia totalmente el sabor

– 1 taza de harina de trigo sarraceno
– 1/2 taza de harina de avena
– 1/4 taza de aceite de oliva
– 1/4 taza agua (ir viendo hasta que se forme una masa “amasable”)
– Sal, pimienta, semillas

Esta ultima es una masa súper húmeda que lleva zanahoria rallada, la tienen que armar sobre la tartera con las manos húmedas, pero no saben lo rica que es!

Masa Para Tarta Casera

– 1 zanahoria rallada
– 1 taza de harina de quinoa
– 1/2 taza de salvado de avena
– 3 o 4 cdas de aceite de oliva
– 1/4 taza de agua
Unir todo con un cornet o con las manos e ir poniendo de a poco en la tartera dandole la forma deseada.

En algunos casos se puede reemplazar casi por completo el aceite por un huevo, pero a mi me gusta mas usar aceite, sobre todo de oliva porque tiene mas cuerpo que el aceite neutro. Yo no blanqueo la masa, voy al horno medio directo con el relleno.
Es cuestión de ir probando, muchas masas me han salido mal (sobre todo las de harina de arroz, la cual no recomiendo usar sola NUNCA), otras, sobre todo las que no tienen gluten, quedan mas secas, pero igualmente muy ricas, y TODAS son mucho mas saludables que las compradas en el super!

Anuncios

Budín especiado de zapallo (sin azúcar)

Budín de Zapallo Especiado, sin azucar Este budín no puede ser más rico, saludable y liviano a la vez. Casi sin gluten (es ínfima la cantidad de gluten de la avena, sino la pueden reemplazar), y sin azúcar. Cuando subí la foto en Instagram, todos me pidieron la receta, así que acá se las comparto

1/4 taza avena
1/4 taza harina de arroz
1/4 taza de puré de zapallo
1 cdta Stevia líquida
1 cdta de polvo de hornear
1 huevo
2 claras
1 cda aceite de coco
1 cdta de canela
1/2 cdta de jengibre
1/2 cdta de nuez moscada
1/4 de cdta de clavo de olor

Licúan todo y lo ponen en una budinera de 15cm (o en moldes de muffin), y hornean por 20 minutos o hasta que el palito salga seco.
Yo para cocinar uso tazas y cucharas medidoras universales, y esas son las medidas que les dejó acá. Las especias son al gusto, pueden omitir o poner más o menos cantidad.

Me encanta hacer mini budines (o muffins) porque los frizo y los saco cuando quiero comer algo dulce o para merendar, si ustedes quieren hacer más cantidad, simplemente dupliquen la receta.
Este es un budín liviano, aireado, no muy dulce, pero delicioso. Me cuentan si lo hacen!

Flan casero sin lácteos

La cocina me tiene cada vez más atrapada, tengo momentos en los que me parezco mucho a Julia Child, fanatizada cocinando sin parar (y usando al marido como conejillo de indias!). Reconozco que lo que más cocino son cosas dulces y la mini budinera Wilton de los chicos de Buen Almacén se banca todos mis inventos.
Siguiendo con la cocina libre de lácteos, me aventuré a hacer un flan. Tenía yemas sin usar, así que después de investigar un poco termine con esta receta (que por supuesto adapte). Las cantidades son para la budinera de 15cm, para una budinera standard tripliquenla.

– 250ml de leche de almendras (1/2 taza de almendras remojadas una noche, licuadas con 500ml de agua y chorrito de aceite neutro, y filtrada con bolsa para leches vegetales)

– 60g de azúcar

– 2 yemas

– 1 huevo

El flan se hace a baño Maria, así que en primer lugar hay que poner un poco de agua en una fuente y llevarla al horno para que se vaya calentando.
La receta del caramelo se las debo porque es algo que a mí nunca en la vida me salió bien, es azúcar y agua, pero si no me queda líquido, se me quema, así que eso se los dejo a ustedes, y si tienen alguna receta que funcione bien, me la pasan.
Poner el caramelo en la budinera, batir (recomiendo con batidora) todos los ingredientes y volcarlos. Tapar con papel aluminio y poner en la bandeja que ya está en el horno con el agua caliente. Hornear 25′ aproximadamente (o hasta que el palito salga seco).
El flan quedo más clarito de lo que suele quedar usando leche de vaca, pero riquísimo. Pueden ponerle pasas de uva también, tipo budín de pan. Marido lo acompañó con dulce de leche, yo obviamente no.
La próxima lo pruebo con leche de coco y les cuento!