#BeautyFood: Como hacer chips de Kale

Lo que más me cuesta de la dieta sin lácteos que estoy haciendo por la alergia de Jazmín es el tema del picoteo entre horas, cuando te agarran esas ganas de comer algo a media mañana o mientras haces la cena. Antes lo solucionaba con una galletita con queso, ahora no puedo (ni galletitas ni queso), por eso me encantan los chips de vegetales, son fáciles de hacer, aunque hay que agarrarle la mano al horno para que no se quemen.
Los más sencillos de hacer son los de Kale, una verdura de hoja verde carnosa, que se usa mucho para los green smoothies, y que es gran fuente de calcio, vitaminas A, C y K, hierro y ayuda a reducir el colesterol, entre otros muchos beneficios. Yo lo consigo en Tallo Verde, la verdulería orgánica.
Chips de Kale - RecetaComo se hacen los chips de Kale? Acá los tres pasos

  • Precalentar el horno 180º
  • Romper las hojas dejando de lado el tallo. Lavar y secar bien, ideal si tienen un escurridor de hojas verdes.Chips de Kale - Receta
  • Cortarlas en pedazos tratando de que queden todos del mismo tamaño, rociarles aceite de oliva y revolver con las manos, luego ponerlas en una placa para horno (si es antihaderente mejor) y cocinar por 10’. Acá hay que prestar atención porque depende de cada horno, la idea es que no se pasen porque se queman (y quedan horribles), es muy poco tiempo de cocción ya que la hoja es fina.
    Cuando están listos quedan bien crocantes, se les puede agregar un poco de sal marina o sal rosa del Himalaya, y listo!
    Chips de Kale - RecetaSi los van a guardar, que sea en un frasco hermético, y no por muchos días
Anuncios

Mis libros de cocina saludable

Mis libros de cocina saludableA veces me pongo a pensar como llegué a disfrutar tanto de cocinar. No mucho tiempo atrás refunfuñaba a la hora de la cena y terminaba comiendo ravioles de supermercado con salsa lista.
Por distintas situaciones empecé a enfocar mi energía en comer más sano, y fue un camino de ida. Ahí arranqué a leer y a aprender sobre los ingredientes, y sin quererlo me fui haciendo de una pequeña biblioteca culinaria (porque soy de las que necesitan de la receta). Acá les comparto algunos de mis libros de cocina.

Juliana Lopez May - LibrosMis primeros pasos los di con Juliana López May, a quien admiro y tuve la suerte de poder conocer, sus recetas son fáciles y salen siempre bien, Mi Primer Libro de Recetas es súper variado, tiene entradas, platos, postres y bocaditos. Recetas Para Compartir es mi preferido, los platos son clásicos y ricos y hasta tiene una sección de recetas para niños, y si quieren trabajar un poco más, Juliana En Italia es ideal, recetas elaboradas y platos suculentos ideales para compartir.

Queriendo comprar un libro de cocina, encontré sin querer Fast Food Consciente de Pablito Martín, me lo compre y creo que hice el 70% de las recetas. Su cocina es hiper saludable, sin harinas refinadas ni lácteos, por lo que en este momento en el que no puedo comerlos por la alergia de Jazmin, este libro es mi santo grial. Vive en mi cocina.
Alejandro Junger - Clean EatsAlejandro Junger es un médico Uruguayo que vive en USA y es conocido por su método CLEAN, limpieza a través de la alimentación. De sus libros tengo Clean Eats, lleno de recetas sanas con muchas verduras, semillas y harinas libres de gluten. No se consigue en Argentina, lo compre en iTunes, y también le doy bastante uso.

Soy de las que necesita recetas para cocinar porque como no soy chef, hay veces que no tengo inspiración para inventar platos, así que mis libros de cocina, muchos de ellos ya con algunas manchas de aceite, son mi salvación.
Ustedes tienen alguno para recomendar?

Detox Water, para que tomar agua sea un poco mas divertido!

Como saben me encanta la comida natural, disfruto de comer sano y de incorporar nuevos ingredientes conociendo cuales son sus propiedades. Tengo mis momentos de foddie intensos, en los que cocino mucho, preparo panes, mermeladas caseras, pero seamos honestos, comer sano da mucho mas trabajo!

Ya sabemos que hay que alimentarse bien, porque por mas crema carísima que usemos, si nuestras decisiones a la hora de comer no son sabias, no hay tu tía.
El agua es FUNDAMENTAL para que el cuerpo funcione correctamente y para que la piel se vea linda, sin embargo a veces resulta un poco difícil tomar los benditos 2 litros diarios (sobre todo en invierno), por eso yo recurro a las aguas saborizadas.
Recetas sobre como preparar una Detox Water hay miles y la realidad es que no hay que seguirlas al pie de la letra, está bueno experimentar, sobre todo con los ingredientes que más nos gustan, lo ideal es prepararlas a la mañana y consumirlas durante el día.

Aquí una de mis preferidas, clásica y de sabor suave, es ideal para acompañar las comidas, pueden variar la cantidad de cada ingrediente dependendiendo de cuánto les guste cada uno.

Detox Water de Limón y Lima

– 4 rodajas de limón: tiene vitaminas B, minerales, favorece la digestión, refuerza el sistema inmunológico, depura el higado …. miles de propiedades por las cuales el limón si o si tiene que estar en nuestras aguas.

– 3 rodajas de lima: de sabor fuerte, las propiedades son similares a las del limón, es fuente de vitamina C, diurética, antioxidante y ayuda a quemar grasas. Ojo si sufren de gastritis, úlceras o acides, salteen este ingrediente.

– Aproximadamente 3 cm de jengibre: ahh! como me gusta el jengibre! Ojo porque es bastante fuerte, pero con excelentes propiedades, es antiinflamatorio, facilita la digestión, es antidepresivo y es perfecto para tratar los resfríos (te con jengibre!).

– 3 rodajas de pepino: con cuidado porque si usan mucha cantidad va a tapar el sabor de los demás ingredientes. El pepino es casi todo agua, pero también tiene vitamina C (en la cascara) y vitamina K, así como también potasio y magnesio.

Juliana Lopez May (mi cocinera preferida), en su libro “Recetas para Compartir” tiene varias opciones de aguas saborizadas, sino googleen y experimenten!